Qué es blockchain?

Que es Blockchain? Cómo funciona Blockchain?
La blockchain o cadena de bloques es un libro digital compartido que registra todas las transacciones entre dos partes. Estas transacciones forman agrupaciones conocidas como bloques, que se vinculan unos a otros.

La información registrada en la cadena de bloques se almacena en millones de ordenadores y está abierta para todo el mundo. Esto hace que el proceso sea transparente e inmune a modificaciones, sin puntos débiles.

Tenga en cuenta que las criptomonedas es solo una de las diversas aplicaciones que utiliza esta nueva tecnología. Blockchain es principalmente una plataforma digital en la que se pueden crear todo tipo de programas.

La tecnología blockchain es simplemente una base de datos que está validada por una comunidad más amplia. Es una colección de registros que una multitud supervisa y mantiene, en lugar de depender de una sola entidad.

Una base de datos física, guardada en papel, nunca podría ser manejada por decenas de miles de personas. Ahí es donde los ordenadores y el Internet juegan papel importante.

Cada bloque representa una cantidad de registros transaccionales, y el componente cadena los vincula a todos con una función hash. A medida que se van creando los registros, éstos se confirman mediante una red distribuida de ordenadores. Despues se emparejan con la entrada anterior de la cadena, creando así una cadena de bloques en blockchain.

Blockchain proporciona la seguridad, debido a que la cadena de bloques sólo puede ser actualizada con el consenso de los participantes. Esto otorga a este sistema una fuente fidedigna y fiable de todas y cada una de las transacciones.

La cadena completa se guarda en esta gran red de ordenadores, y ninguna persona tiene el control sobre su historial. Este es un dato fundamental, porque certifica todo lo que sucedió en la cadena anterior, y no se puedo cambiar. Hace del blockchain una especie de registro público que no puede manipularse fácilmente.

Blockchain es una red peer to peer, combinando esto con su capacidad para marcar en el tiempo todas las transacciones. Ya que no hay necesidad de que exista un administrador, sino que todos los usuarios son los administradores. Esto nos permite usar las cadenas de bloques como contratos inteligentes. Cada día son más los sectores que empiezan a beneficiarse de esta nueva tecnología.